Proyecto Piura – Ejes de Intervención

El Proyecto Piura tiene como objetivo mejorar las condiciones de vida de las comunidades afectadas por el fenómeno de “El Niño Costero” de 2017.

“El Niño Costero” es un fenómeno climático que desencadena fuertes lluvias causando desbordes, inundaciones y aluviones en los lugares se manifiesta. En el año 2017 afectó fuertemente a muchas comunidades en Perú, especialmente en la provincia de Piura.

Los informes oficiales del Indeci (Instituto Nacional de Defensa Civil) señalan un total de 101 fallecidos, 353 heridos, 19 desaparecidos, 141.000 damnificados y casi un millón de afectados a nivel nacional desde diciembre del 2016 hasta marzo de 2017.

La región Piura fue una de las más golpeadas por el Niño Costero: las intensas precipitaciones y desbordes de ríos dañaron los servicios de saneamiento (agua y desagüe), la infraestructura vial, los colegios y los centros de salud, entre otros.

Nuestra misión es dar apoyo a estas comunidades afectadas para que puedan, no solo mejorar sus condiciones de vida, sino también encontrar la fuerza y la esperanza necesarias para trabajar en un proyecto común.

Comunidades beneficiarias

Las comunidades seleccionadas para el proyecto pertenecen a los distritos de La Arena y de La Unión, siendo las mismas San Martín de Létira, Miguel Seminario y Los Almendros. Las comunidades se seleccionaron por su especial aislamiento geográfico y por la falta de servicios básicos: la ausencia total de infraestructuras tales como carreteras, sistemas de saneamiento, infraestructuras educativas y servicios de salud, hace que la población sea extremadamente vulnerable.

Con el presente proyecto se estará beneficiando directamente a 1300 personas aproximadamente y su implementación mejorará no solo las condiciones de vida en sus comunidades, sino que creará también un sentimiento de resiliencia y capacidad de organización que promoverá sus posibilidades de desarrollo futuro.

En GROWTH defendemos la idea de que para que las comunidades puedan crecer, la participación de sus miembros es necesaria tanto en la realización de los proyectos como en la planificación y seguimiento de los mismos. De esta forma, una de las claves de nuestro proyecto es la participación comunitaria que se debe dar en el analizar, el decidir y el hacer: nuestro proyecto incluye actividades de información, educación, consulta, fortalecimiento de la iniciativa, toma de decisiones y gestión en todas las fases del mismo.

El diseño definitivo de un proyecto refleja las respuestas de las comunidades, recibidas durante los diálogos consultivos. Este proceso puede dar lugar a una participación donde las comunidades comparten autoridad y verdadero poder en todo el ciclo de desarrollo, desde las decisiones normativas y la identificación de proyectos, hasta la evaluación final.

Por lo tanto, las comunidades ya no son simplemente la meta o el objetivo del desarrollo, sino también sujetos activos en el proceso.

El Proyecto Piura tiene tres ejes de intervención: la construcción de sistemas de saneamiento, la construcción de infraestructuras educativas y la rehabilitación de espacios comunitarios.

1º Eje de intervención: Saneamiento

El acceso a servicios de saneamiento es un derecho humano fundamental para la dignidad y la salud de las personas. Las personas que dispongan de servicios adecuados de saneamiento mejorarán notablemente sus condiciones de salud, por lo cual este derecho se considera un factor esencial en los esfuerzos para aliviar la pobreza.

Las condiciones de saneamiento adecuado mitigan o eliminan los riesgos de transmisión de enfermedades infeccionas y parasitarias, además de garantizar un entorno de vida saludable y mayor bienestar físico, mental y social de la población.

De acuerdo a la OMS, en la región de Piura el 48% de la población carece de instalaciones de saneamiento adecuadas, sobre todo en áreas rurales, donde realizan sus necesidades a la intemperie. Además, a pesar de que muchos disponen de este servicio, no lo utilizan adecuadamente debido a la falta de buenas prácticas de higiene y conciencia ambiental. En las comunidades que carecen de condiciones de saneamiento adecuado se genera mayor vulnerabilidad a que aparezcan problemas ambientales tales como como contaminación hídrica y manejo inadecuado de residuos orgánicos, lo que se convierte en un factor detonante en la aparición de enfermedades que deterioran la salud de la población.

Desde GROWTH buscamos contribuir en la promoción de nuevas formas en la gestión del saneamiento rural, sin consumo de agua y sin generación de aguas negras. A tal fin, iniciamos una intervención en la comunidad de Miguel Seminario basada en el enfoque de Saneamiento Ecológico, utilizando los Baños Ecológicos Secos como una alternativa en las áreas rurales.

BAÑO ECOLÓGICO SECO

Se trata de una alternativa a los enfoques tradicionales de disposición de aguas residuales: es capaz de recuperar nutrientes de las excretas y orinas para la agricultura, ayudar a preservar de la fertilidad del suelo, minimizar la contaminación del agua y recuperar bioenergía.

Este sistema, además de satisfacer las necesidades de saneamiento de estas comunidades, tiene un alto grado de salubridad por las ventajas que trae consigo, ya que los principales problemas que se han venido causando a nivel ambiental y social como las enfermedades infecciosas, la degradación ambiental o la escasez de agua, se mitigan a lo largo del tiempo.

El saneamiento ecológico presenta grandes ventajas para las familias usuarias, entre las cuales destacan las siguientes:
– Elimina los agentes patógenos, minimizando la posibilidad de enfermedades diarreicas
– Evita la contaminación del medio ambiente;
– Produce periódicamente abono fertilizante;
– Su construcción no requiere mano de obra cualificada y las propias familias, con asistencia técnica, son capaces de realizar el proyecto;
– Su construcción es económica y se adapta a las condiciones de la vivienda rural, dado que puede realizarse con materiales propios de la zona;
– Su uso es adecuado para zonas inundables o con niveles freáticos altos;
– Puede ubicarse muy cerca o dentro de la vivienda, porque no emite olores, presenta un buen aspecto y es muy higiénico;
– Las excretas son inaccesibles para los animales;
– No representa peligro para los niños de corta edad;
– No necesita agua para su uso.

Este nuevo enfoque busca también que las mismas comunidades tomen conciencia de sus problemas sanitarios y ambientales y en base a éstos planifiquen sus actividades.

Así que el proyecto se basará en enfoques comunitarios participativos, mediante los cuales sus miembros participarán plenamente en la planificación, la toma de decisiones y la gestión local del nuevo sistema introducido en la misma; lo que no solo asegurará que toda la población tenga acceso a los servicios de saneamiento, sino que también haya concienciación sobre todo el proceso de desarrollo comunitario.

Se creará también un Comité de Saneamiento, integrado por personas de la comunidad, activo en todas las fases del proyecto y responsable de la gestión y el mantenimiento de las instalaciones en cuanto el proyecto haya terminado.

2º Eje de intervención: Educación preescolar

La educación preescolar es considerada una etapa primordial para la formación de los niños, ya que se trata de uno de los espacios formativos más importantes para el desenvolvimiento educativo y social y en la cual se construyen las bases de la vida social.

La educación de la infancia constituye una de las inversiones más rentables y eficientes para emprender un camino al aprendizaje que dure toda la vida, así como para garantizar que todos los niños tengan la oportunidad justa de desarrollar su potencial, garantizando la igualdad de todos. Ofrece a los niños marginados por la pobreza, su origen étnico, discapacidad, género o el lugar en el que viven el estímulo que necesitan para dedicarse por completo a su educación.

Un programa de aprendizaje temprano de calidad ayuda a los niños a liberar su potencial de desarrollo y obtener los conocimientos y las destrezas que necesitan para prosperar en la escuela: por estos motivos, en GROWTH defendemos la idea de que, si en alguna comunidad no se garantizan las condiciones necesarias para el desarrollo de los niños en edad preescolar, nosotros tenemos que intervenir para solucionar, junto a las comunidades, esta dificultad.

Incluimos este eje de intervención ya que en la comunidad de Los Almendros no cuentan con las instalaciones apropiadas y el resto de los colegios iniciales de la zona están saturados y por lo tanto no pueden acogerlos. Tanto las autoridades locales como los padres desean la escolarización de los niños, pero no tienen medios para la construcción de la escuela.

Con una nueva escuela en la zona se mejorarán ostensiblemente las instalaciones educativas y se ayudará a estos niños a tener el nivel necesario para avanzar a la enseñanza primaria. Se trata de garantizar a todos los niños una educación de calidad, que permita potenciar el desarrollo infantil temprano en su entorno sociocultural.

También en este caso, los actores de la comunidad educativa (familias, institución educativa, comunidad) serán los actores protagonistas en todos los aspectos y procesos del proyecto.

3º Eje de intervención: Espacios comunitarios

El tercer eje de intervención se desarrolla en torno a la construcción de espacios comunitarios que puedan favorecer las relaciones entre los miembros de la comunidad. Se trata de espacios integradores que generan apoyo, ayuda, oportunidad, intercambio y relación social grupal y comunitaria, favoreciendo de esta manera el proceso creador de cohesión social.

Nuestros proyectos están encaminados hacia un desarrollo y mejora en la calidad de vida de la comunidad, facilitando un proceso de participación social activa y de empoderamiento de los miembros de cada comunidad, ya que cualquier proyecto de desarrollo comunitario comienza, sobre todo, de la unión de los habitantes. Por lo tanto, aspiramos a construir espacios que faciliten el desarrollo de múltiples vínculos. Espacios de identidad, posibilidad de encuentro, intercambio de propuestas, aprendizaje, transformación y sostenimiento colectivo desde una perspectiva transformadora y emancipadora. Tales espacios se concretarán en la construcción de un local comunitario en la comunidad de San Martín de Létira y en el diseño e instalación de zonas comunitarias al aire libre en las comunidades de Los Almendros y Miguel Seminario. Se permite además la creación de herramientas para el diseño y la gestión participativa de los miembros de la comunidad.

Y, por último, trabajar en la sensibilización de la comunidad informando, asesorando, educando y concienciando sobre diversas cuestiones que interesen y mejoren la vida de sus habitantes.En dichos espacios, tanto en su dimensión temporal como en la espacial, se podrán cultivar vivencias, eventos y tradiciones. Estas experiencias que ocurren cotidianamente construyen el sentido comunitario de estos lugares.

Monitoreo y Evaluación

En el desarrollo de los proyectos, GROWTH implementa mecanismos de monitoreo y evaluación participativos a partir de una planificación operativa encaminados al cumplimiento de los objetivos. Se delegan responsabilidades y en el proceso se recolecta información que permite evidenciar el avance hacia el cumplimiento de los objetivos planteados, facilitando la toma de decisiones ante cambios eventuales y cumpliendo con los procesos de rendición de cuentas.

Se realizan por tanto actividades de monitoreo periódicas, de observación, medición y evaluación continua tanto físico como financiera de todas las intervenciones realizadas, a través de planes de seguimiento participativos. En ellos se aplicarán criterios tradicionales (relevancia, eficiencia, efectividad, impacto y sostenibilidad) con énfasis en los resultados y en el proceso de participación comunitaria. Para nosotros, es una oportunidad de aprendizaje ya que nos ayuda a desarrollar las mejoras necesarias, ajustar el enfoque y las estrategias de implementación, y decidir alternativas.

Por otro lado, las evaluaciones nos ayudan a asegurar que nuestros proyectos apoyen y estén alineados con los ODS y las prioridades corporativas, nacionales y mundiales: asumimos la responsabilidad de proporcionar evidencias que vinculen las contribuciones recibidas al logro de resultados de desarrollo en las comunidades beneficiarias del proyecto. Al proporcionar esas evaluaciones objetivas e independientes, aseguramos la rendición de cuentas de la organización ante su Junta Directiva, los donantes, los socios, las empresas colaboradoras, los gobiernos nacionales e internacionales y los beneficiarios.

Presupuesto

Al igual que el resto de aspectos del proyecto, es la comunidad la que, con nuestra ayuda, desarrolla el plan de acción a seguir. Entre las personas de la comunidad se designan líderes, que se encargan de coordinar los recursos humanos, los recursos materiales y los recursos logísticos.

Ellos conocen mejor que nadie los entornos en los que viven y son ellos los que hablan con los proveedores locales y los que consiguen la mano de obra cualificada necesaria para realizar los proyectos.

Además, la mano de obra no cualificada, absolutamente necesaria para la ejecución, la componen personas de las propias comunidades que, voluntariamente, se organizan para establecer turnos de trabajo en los que dar forma a los proyectos diseñados juntos.

Para GROWTH es fundamental que todos los beneficios de nuestros proyectos reviertan sobre las comunidades en las que trabajamos o sobre comunidades cercanas. Es por eso que, siempre que sea posible, tratamos de adquirir todos los materiales y maquinaria necesarios para nuestros proyectos en las zonas donde trabajamos.

Deja un comentario